Mauro Gilfournier es doctor arquitecto e investigador. "La arquitectura es materia afectiva: diseñamos con placer para las personas, los seres y las cosas vivas".